Cuando - rara vez ocurre, pero sucede - el ojo de su mente le dis-empates y no t'avvedi que la copa es fiel allí con el café espumante y la brisa acaricia el cabello debido a la cortina da ritmo benévola, eh ... sí ... en ese momento se evapora redondas, que los divorcios instantáneas con el tiempo y que veleggi y entrar en los fondos de meandros en los que no viven codicilos o cetro acompaña a los poderosos.
No hay Mnemosyne, madre de todas las artes. Y «la que los trabajadores avivar Memorias Pen, imágenes heladas o espumosos, imágenes almacenadas pero nunca eliminan.
En ese oscuro laberinto, perdido o se pierde, pero necesario para el rescate de uno mismo y de los muchos que dormitar, s'intrufola el artista experto y se va, Es torcida, de bosques donde – hay una respuesta a eso porque - surge un rayo, donde escuchar una jarras thud y leer los claroscuros que te hace decir sí sí sí en el mundo, También al previsto en las zarzas y los huesos y las aguas residuales lasciva sacrificados.
Ahora ... una imagen se separa de la parte inferior - hechizo eterno maravillosa – enfoques de la hoja y de los morfemas impiastra bailar al ritmo del corazón, mientras que el director pueda dirige los descansos.
Y en cada pausa en la luz de un cada vez más densa oscuridad.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *